evolucion del webinar

Es más interactivo que nunca

También conocidos como seminarios web, este tipo de evento nació en los años 90 como una alternativa eficaz para llevar a cabo una reunión online de un modo sencillo y accesible. En sus inicios, estaban diseñados como un web meeting para grupos reducidos de participantes, fundamentalmente enfocados para reuniones internas.

Sin embargo, la evolución del webinar ha sido tan rápida que hoy día su concepto se ha diluido, y en muchas ocasiones es difícil definir qué es un webinar y qué diferencias presenta con otro tipo de eventos en línea.

Para determinar con exactitud la definición de webinar que más se adapta a la actualidad, lo más adecuado es unir los conceptos web y seminario. La combinación de ambos elementos nos da la respuesta precisa: seminario impartido a través de Internet.

Así pues, un webinar es un tipo de conferencia, taller o seminario que se transmite en línea, cuya característica principal es la interactividad que se produce entre los participantes y el conferenciante. Al igual que ocurre en cualquier evento presencial, el conferenciante habla en vivo a la audiencia, y los asistentes pueden hacer preguntas y comentar en tiempo real.

La única diferencia con respecto a los seminarios físicos es que se realiza en live streaming y que su método para compartir información es a través de un dispositivo que deber tener conexión a Internet y estar equipado con un software de webinar específico.

Los webinars a menudo se confunden con los webcast, pero son muy diferentes. Mientras los primeros permiten una interactuación entre todos sus participantes, un webcast es un evento limitado a una comunicación unidireccional. Es decir, el conferenciante habla y los demás solo escuchan, sin posibilidad alguna de interacción.

Webinar y Evento Virtual: ¿son lo mismo?

El motivo por el que los webinars se convirtieron en herramientas únicas y muy valoradas en su momento fue porque fueron los primeros eventos online que comenzaron a retransmitirse en vivo, en lugar de estar grabados. Además, como la plataforma webinar permite la interactividad entre todos los participantes y el intercambio de datos e información en tiempo real, se han convertido en alternativas realmente eficaces para web meetings, dejando de lado otros métodos más tradicionales y limitados como la teleconferencia.

En la actualidad, los avances tecnológicos han dotado a los webinars de nuevas y amplias posibilidades, por lo que están consideradas como herramientas de comunicación imprescindibles para compartir experiencias con una audiencia dispersa de manera muy eficiente.

La evolución del webinar ha sido tal que en muchas ocasiones se confunde un webinar con un evento virtual. Y la realidad es que el primero es complementario del segundo, pero ahí acaba su similitud.

Los seminarios web son excelentes vías de marketing y de comunicación, pero no deben ser considerados como eventos en el sentido clásico de lo que conocemos como tal. Y mucho menos como un evento virtual.

Los eventos virtuales son herramientas mucho más poderosas, y van mas allá de un web meeting. De hecho, son la combinación de varias herramientas en línea, entre las que se incluyen los webinars, pero solo como una pequeña parte de la experiencia que vivirán sus participantes.

De hecho, un evento virtual incluye una gran cantidad de elementos para recrear situaciones reales en un entorno online. Sus aplicaciones son infinitas, y sus asistentes pueden no solo asistir a seminarios en vivo, sino también chatear en tiempo real con el resto de los participantes, visitar un stand de una feria virtual, mantener una entrevista de trabajo o asistir a aulas virtuales para negocios.

Una de las aplicaciones más novedosas de la tecnología virtual en la actualidad la encontramos en los eventos de Team Building. La realidad virtual es capaz de simular situaciones muy reales adaptadas a diferentes actividades dirigidas a potenciar habilidades de los trabajadores como el liderazgo, la resolución de problemas o la toma de decisiones conjuntas. Los Escape Rooms virtuales son la mejor muestra de esta tendencia.

Ventajas de los eventos virtuales

Muchas compañías consideran a menudo que llevan a cabo eventos virtuales, cuando en realidad se están limitando a realizar un webinar u otro tipo de encuentro online más avanzado.

Un evento virtual va mucho más allá, ya que es capaz de crear experiencias inmersivas y mucho más diversas. Esta capacidad permite ofrece a las compañías unos beneficios ilimitados, entre los que destacan:

  • Reducción de gastos: tanto en la organización del evento como en los desplazamientos y viajes.
  • Mayor asistencia de participantes: al tratarse de un evento virtual, se puede acceder a él de forma remota desde cualquier ordenador o dispositivo móvil con conexión a Internet.
  • Resultados medibles: el acceso en tiempo real a todos los datos referentes a los participantes proporciona a las empresas una información eficaz sobre el retorno del ROI.

Todas estas ventajas solo son posibles gracias a la evolución de la tecnología. Los últimos avances en materia de realidad virtual nos permiten asistir a un evento como si estuviéramos realmente presentes. Por ello, es una alternativa cada vez más demandada por aquellas empresas que quieren dar un paso más y ofrecer experiencias únicas en ferias, presentaciones de productos o actividades de training, entre otros tipos de ventos.

Para ello, existen compañías como Virtway Events, que pone en manos de las compañías la tecnología 3D más avanzada para abrirles las puertas a un mundo virtual “real”. Todas sus herramientas están marcadas por la innovación y la creatividad, y en este sentido, destaca la posibilidad de utilizar avatares interactivos en 3D en cualquier tipo de evento virtual.

Estos avatares online con capaces de simular a cada uno de los participantes, incluso imitando con gran realismo su aspecto físico. Permiten además recrear escenarios en los que pueden interactuar y comunicarse de un modo muy efectivo.

De hecho, una de las ventaja de la plataforma de Virtway Events es que ventaja los avatares de los participantes pueden mantener conversaciones y hablar mediante voz sobre IP de forma natural, incluso regulando el volumen en función de la proximidad entre ellos.

Estas y otras aplicaciones hacen que los eventos virtuales se conviertan en experiencias únicas de comunicación, aportando unos niveles de interacción que un webinar no puede alcanzar. Es innegable que los seminarios web forman parte del día a día de las empresas, y así debe seguir siendo. Pero también es cierto que las compañías buscan alternativas diferentes para sus encuentros online, y en este sentido, los eventos virtuales son las herramientas actuales más innovadoras.

Recommended Posts