revolucion virtual

Una gran alternativa para reducir la huella de carbono

El clima de la Tierra ha cambiado a lo largo de la historia, pero en el último siglo, se ha hecho más que evidente un calentamiento global que a la larga traerá consigo unas consecuencias irreparables para el Medio Ambiente.

Según los expertos, existen suficientes evidencias científicas que aseguran que el cambio climático es ya un hecho. Una de las más inequívocas es el aumento de temperatura del Planeta: alrededor de 1,62 grados Fahrenheit. Este cambio ha sido impulsado en gran medida por el aumento del dióxido de carbono (CO2) y otras emisiones producidas por el hombre a la atmósfera.

Este fenómeno es conocido como “efecto invernadero”, y según los científicos, su causa principal es la expulsión de estos gases.  De hecho, según un informe de la NASA, las actividades industriales de las que depende nuestra civilización moderna han elevado los niveles de dióxido de carbono atmosférico de 280 partes por millón a 400 partes por millón en los últimos 150 años. 

Con estos datos en la mano, es evidente la necesidad de minimizar nuestro impacto en el Medio Ambiente, y esta acción pasa irremediablemente por un objetivo: reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Lo podemos hacer de forma individual a pequeña escala, y de hecho, todo gran cambio comienza por varios pequeños, pero si queremos ir más allá y comenzar a aplicar en todos los aspectos de nuestra vida un estilo de vida sostenible real y tangible, es el momento de plantearnos qué podemos hacer para llevar esta filosofía a otros terrenos.

En este sentido, es importante ver los avances que se están dando dentro del sector de organización de eventos. Cada vez son más los responsables de este tipo de encuentros que apuestan por aplicar prácticas, iniciativas y recursos sostenibles con el Medio Ambiente.

Un cambio de mentalidad: eje de los eventos eco-friendly

Un evento sostenible es aquel que se diseña, se organiza y se lleva a cabo de forma que minimice los impactos ambientales negativos. Para ello, los responsables de su desarrollo se esfuerzan por contemplar una serie de criterios, como controlar la gestión de residuos, regular el consumo sostenible de materiales, optimizar el consumo del agua y luz y reducir la huella de carbono.

Este concepto es el más utilizado cuando se habla de eventos eco, pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de huella de carbono? 

Se trata del indicador que se emplea para describir el impacto total que la organización de un evento tiene sobre el clima en relación a las emisiones de gases de Efecto Invernadero que se liberan a la atmósfera. Dicho de otro modo: es la cantidad de CO2 generada por el evento.

El análisis de la huella de carbono abarca a todas las etapas de la organización de los encuentros (diseño, preparación, montaje y desarrollo) y permite calcular por ejemplo el coste climático de las conferencias.

Para que las empresas reduzcan sus huella de carbono, es imprescindible que apuesten por eventos sostenibles que impliquen un cambio radical en la mentalidad de sus organizadores y, por supuesto, de los asistentes. 

Estas son algunas de las claves para reducir las emisiones de CO2 durante la preparación y celebración de un encuentro profesional:

  • Reducir los viajes: según varios estudios enfocados en el impacto de la huella de carbono durante un gran evento, se emiten 145 kg. si se realizan desplazamientos largos. Este dato pone de manifiesto que el mayor culpable de las emisiones de dióxido de carbono en una conferencia es, sin duda, el transporte, no solo para llegar al destino desde los diferentes puntos geográficos, sino para moverse dentro de la ciudad.

    Por ello, es esencial, limitar la cantidad de viajes de los participantes al evento, aplicando medidas como los medios de transporte colectivos o eligiendo los hoteles en función de su ubicación.

  • Utilización de espacios sostenibles: apostar por un lugar certificado para realizar eventos eco es una medida muy útil. Este tipo de espacios, para ser reconocidos como sostenibles, han de llevar a acabo una serie de inversiones en aspectos clave como la eficiencia energética, conservación del agua o instalaciones de reciclaje.

    Alrededor del mundo, ya existen numerosos lugares así, desde alojamientos ecológicos a espacios destinados a la celebración de conferencias o grandes reuniones. Gracias a su aportación, la reducción de la la huella de carbono de un evento es significativa.

  • Catering eco-friendly: los alimentos impactan sobremanera en el Medio Ambiente, y lo hacen de varias maneras, desde la energía y metodología que se utiliza para su producción, hasta la cantidad que se desperdicia (está demostrado que más de un tercio del catering destinado a un evento se tira).

    El tipo de comida también influye en la huella climática: la carne tiene un impacto mucho mayor que las frutas o verduras, por lo que muchas empresas apuestan porque al menos el 50% del contenido del catering sea vegetariano .

  • Adiós al plástico: Los científicos estiman que, en 2050 habrá más plástico en el mar que peces. El problema, según diversas Asociaciones, es que alrededor del 90% de los envases de plástico en todo el mundo no se recicla.

    Los informes arrojan además una serie de conclusiones que dan más que pensar: según afirma un estudio llevado a cabo en el Reino Unido, la industria de eventos es una gran responsable de contribuir al problema, ya que el 13% del plástico de los vertederos de todo el país proviene de este sector.

eventos eco-friendly

Eventos virtuales, la unión hace la fuerza

Aunque a priori parece muy complicado organizar un evento que reúna todas las claves para reducir la huella de carbono, la realidad es que no lo es. La tecnología virtual ha conseguido unir sus fuerzas para que todos estos factores se unan.

Estos beneficios son los responsables de que cada vez más empresas se pregunten si deberían eliminar las grandes asambleas tradicionales, y organizar un evento virtual frente a uno tradicional. Y la tendencia dice que la respuesta es afirmativa

De hecho, actualmente es la mejor herramienta para conseguir eventos sostenibles, ya que, al contrario que los encuentros físicos, las reuniones y conferencias virtuales tienen la gran ventaja de conectar a varias personas a la vez sin importar dónde se encuentren. 

Esto permite eliminar del todo los viajes y desplazamientos, reducir al máximo las toneladas de residuos que se generan en las grandes reuniones y limitar el consumo energético. 

Estas ventajas, unidas al ahorro económico que supone su organización y desarrollo, hace que cada vez sean más las compañías que llevan a conferencias, talleres, webinars o cualquier tipo de encuentro en un entorno virtual.

Al menos así lo demuestra la proliferación de plataformas que se encargan del diseño y desarrollo de eventos virtuales adaptados a cada empresa. Entre ellas, cabe destacar Virtway Events, una compañía que ofrece una avanzada tecnología 3D y apuestas muy innovadoras para la celebración de reuniones.

Esta plataforma permite que los asistentes pueden reunirse en un espacio virtual con interacciones muy reales entre ellos. Aunque estén separados por miles de kilómetros, pueden mantener conversaciones en tiempo real, enviar mensajes o incluso estar representados por avatares en 3D sumamente realistas. 

Todos tenemos un gran papel que desempeñar para proteger al Planeta de los peligros del cambio climático. Reducir la huella de carbono está en mano de las empresas, y no es un reto imposible, solo hay que saber utilizar las herramientas necesarias y apoyarnos en las oportunidades que el avance de la tecnología pone a nuestra disposición. 

Recommended Posts