La importancia de onboarding virtual hoy en día

onboarding virtual

El onboarding no es un concepto novedoso; se trata de una técnica utilizada por las empresas desde hace ya mucho tiempo. Consiste en la fase de acogida de una persona que se incorpora por primera vez a una empresa.

Este plan de integración no se limita al momento concreto en el que el empleado llega a la compañía, sino que comienza previamente a la incorporación y puede alargarse hasta un año después.

El proceso de onboarding se considera un elemento esencial dentro de las compañías para garantizar la fidelidad del empleado y para maximizar su productividad. De hecho, las conclusiones de varios estudios llevados a cabo sobre este tema, revelan dos datos muy interesantes:

– Un 22% de la rotación en las organizaciones se produce en los 45 días siguientes a su contratación.
– El 90% de los nuevos empleados deciden si permanecer o no en la empresa los 6 primeros meses desde su incorporación.

Estas cifras ponen de manifiesto la gran importancia del onboarding en la cultura empresarial de hoy en día, y por lo tanto, sus responsables deberán enfocarse en buscar las alternativas necesarias para que la integración de los nuevos talentos se lleve a cabo con éxito.

Para ello, tendrán que lograr dos objetivos esenciales: apoyar constantemente a las personas que entran en la compañía y saber transmitirles los valores y pilares del negocio de un modo eficaz, para que sientan que forman parte de él desde el primer día.

Un “flechazo virtual” entre la empresa y el trabajador

onboarding virtual  Actividad 2
La era digital en la que estamos inmersos ha provocado grandes cambios en las cultura de las organizaciones, especialmente visibles en el modo en el que los empleados llevan a cabo sus tareas profesionales.

Cada día en mayor medida, las compañías apuestan por la movilidad de tus trabajadores, apostando por equipos humanos remotos que se conectan desde sus casas o en cualquier lugar fuera de las paredes de la oficinas tradicionales.

Este cambio de paradigma lleva consigo nuevos retos en muchas de las áreas de negocio, y el onboarding es una de ellas. La creación de un equipo virtual eficaz dentro la empresa es, sin duda, un desafío importante para una organización, ya que deberá encontrar alternativas y actividades innovadoras para que sus miembros establezcan relaciones productivas y enriquecedoras.

En este sentido, el papel del onboarding virtual es esencial. El objetivo que persigue es el mismo que el de su antecesor en entornos físicos: invertir en el empleado para conseguir su fidelización y para que se convierta en un miembro activo de la empresa, ayudándole a entender y compartir los valores empresariales. Ésta práctica tiene una diferencia fundamental: la forma de dar la bienvenida y de comunicarse con estos talentos recién llegados se hace a través de una plataforma virtual, mediante actividades inmersivas que recrean ambientes muy cercanos desde la lejanía.

Innovación: la clave del onboarding Virtual

Los empleados virtuales presentan un nuevo reto para las empresas. Y son ya muchas las compañías que apuestan por esta tendencia, pero aún existen dudas a la hora de saber cómo llevar a cabo acciones de onboarding en plataformas virtualizadas.

En realidad no es una tarea tan complicada. Solo se necesitan dos elementos para que la acogida de un nuevo trabajador se lleve a cabo con éxito: sentido común e innovación.

El primero de ellos es simple, pura lógica. Consiste en aplicar todas las pautas utilizadas en los procesos de onboarding tradicionales: recibir al nuevo talento, presentarle al resto de los miembros del equipo, explicarle la filosofía de la empresa etc. La única diferencia es que este trato no será cara a cara, sino en una plataforma virtual.

Esto nos lleva al segundo de los componentes básicos del onboarding virtual: la innovación. Y tampoco resulta complicado, ya que las empresas cuentan con el respaldo de la tecnología, que avanza sin parar para ofrecer alternativas avanzadas adaptadas a este y a otros procesos empresariales.

De hecho, existe todo un abanico de posibilidades a la hora de organizar acciones de onboarding que se salgan de lo común, gracias a plataformas virtuales como Virtway Events, una compañía que pone en manos de las compañías la tecnología 3D más avanzada para descubrirles los beneficios de los eventos 3D virtuales.

Este tipo de actividades son cada vez más demandada por aquellas empresas que quieren dar un paso más y ofrecer experiencias únicas para sus empleados, permitiéndoles interactuar y estar presentes de un modo muy “real” sin estarlo “realmente”.

De hecho, Virtway Events integra en todos sus eventos avatares 3D online que son personalizables para cada usuario. Estos participantes virtuales pueden interactuar y comunicarse entre ellos de un modo muy efectivo, manteniendo conversaciones en tiempo real gracias a aplicaciones de VoIP.

onboarding virtual actividad

Consejos para integrar con éxito equipos remotos

Una vez delimitadas las dos claves que deben formar parte del desarrollo del onboarding virtual, el siguiente paso es conocer las mejores pautas que es necesario seguir a la hora de abordar este proceso. Son recomendaciones que deben estar presentes en todas las fases, tanto antes como después de la incorporación del nuevo talento:

Presentación cara a cara

Dar la bienvenida al nuevo empleado virtual es esencial, y la tecnología nos permite hacerlo sin necesidad de cuadrar agendas ni realizar desplazamientos. Gracias a las videoconferencias virtuales, los trabajadores podrán tener un contacto directo con los responsables de la compañías, no solo el momento de comenzar en su puesto, sino en las entrevistas o acciones previas a su contratación.

Integración en el equipo

El hecho de pertenecer a un equipo de trabajo virtual no implica distanciamiento con el resto de sus miembros. En todos los entornos profesionales, el trato personal con los compañeros deber formar parte del día a día.

La única diferencia está en que en este caso, para estrechar lazos y conocerse mejor, las acciones de onboarding se harán a través de eventos virtuales. Las posibilidades que plantea esta tecnología permiten una avanzada interacción de sus asistentes en tiempo real, gracias a aplicaciones de VoIP, vídeo y chat interactivo.

Uno de los eventos 3D que más acogida está teniendo dentro de las empresas son las actividades de Team Building virtual. Se trata de acciones dirigidas a trabajadores remotos que les ayudan a desarrollar habilidades tales como el liderazgo, la resolución de problemas o la toma de decisiones. Además, estas interacciones permitirán que los miembros del equipo se conozcan e identifiquen sus fortalezas.

Todo se lleva a cabo en escenarios innovadores, que permiten vivir experiencias con gran realismo. Una de las actividades más inmersivas dentro de este tipo de actividades son los Escape Rooms virtuales, donde los asistentes pueden participar desde cualquier dispositivo con conexión a internet, y sin tener que utilizar gafas VR ni otros accesorios.

Formación continua

Esta es sin duda una de las claves más importantes a la hora de comenzar un proceso de onboarding virtual. Y no sólo hay que tenerla en cuenta antes de que el trabajador se incorpore a la empresa, sino durante toda su trayectoria laboral.

Las enseñanzas virtuales están adquiriendo un gran protagonismo dentro de la cultura de las organizaciones, para dar a conocer una serie de aspectos fundamentales que los nuevos talentos tienen que saber antes y después de su incorporación.

En este entorno, cobran una especial importancia las aulas virtuales, plataformas que permiten crear experiencias remotas de cara a la formación para empleados en aspectos básicos como la filosofía y servicios de la organización, y en otros más concretos, como la prevención de riesgos laborales. Los webinars interactivos son un claro ejemplo de cómo la innovación tecnológica se aplica a los procesos de enseñanza en entornos corporativos.

De hecho, este tipo de eventos es el mejor ejemplo para explicar que la formación no debe limitarse a que los empleados realicen cursos online con contenidos interactivos, sino que debe dar un paso más allá y ofrecer a sus asistentes la posibilidad de recibir una formación virtual con la máxima interactividad posible.

Además, es la mejor vía para motivar a los millenials en el trabajo, esas nuevas generaciones de talentos cada vez más demandados por las organizaciones. Son jóvenes que exigen experiencias estimulantes y fuera de lo común, por lo que estas alternativas deben estar presentes en todas las acciones de onboarding virtual dirigidas a ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *