La última tendencia en formación empresarial

La era digital en la que estamos inmersos ha revolucionado por completo el modo que tenemos de adquirir conocimientos en todos los niveles, desde el más básico al más avanzado. Y esto afecta también en gran medida a las empresas. La formación para negocios es uno de los campos que está viviendo más cambios, y actualmente las enseñanzas virtuales están adquiriendo un gran protagonismo dentro de los departamentos de Recursos Humanos.

Por ello, la formación online es a día de hoy el modelo educativo más utilizado en el sector corporativo, independientemente de la tipología de negocio o del nicho de mercado donde se encuentre la empresa. Las ventajas que ofrece este sistema, como el ahorro de tiempo y costes, la flexibilidad o la accesibilidad, entre otras, lo convierten en una herramienta esencial para el aprendizaje de los trabajadores.

Pero esta formación en red no debe limitarse exclusivamente a que los empleados realicen cursos online con contenidos interactivos, sino que debe da un paso más allá y convertirse en una escuela de empresas que ofrezca a sus asistentes la posibilidad de recibir una enseñanza virtual con la máxima interactividad posible.

En este sentido, cobra una especial importancia la utilización de aulas virtuales en los negocios, unas herramientas que permiten crear experiencias inmersivas y muy reales para la formación de sus empleados. Son como un campus virtual, pero adaptado al aprendizaje de la plantilla de las compañías, que ofrecen a sus profesionales más recursos y menos limitaciones que los métodos tradicionales.

Ventajas de las Aulas virtuales para empresas

plataform virtual para empresas

Este tipo de plataforma virtual adaptada a la formación de empresas fomenta el trabajo en equipo a través del aprendizaje social y cooperativo. La formación online avanzada es clave para desarrollo corporativo, y las aulas virtuales se han convertido en el complemento perfecto para un aprendizaje que permita a empleados y directivos adquirir nuevas competencias y habilidades profesionales.

Sus beneficios son innumerables, no sólo en cuanto al ahorro de costes en desplazamientos y materiales, sino que abarcan varios aspectos esenciales. Estas son las principales ventajas de las Aulas Virtuales:

  • Amplia accesibilidad e interacción

Gracias al rápido avance la tecnología, hoy podemos “asistir” a clases virtuales desde nuestros dispositivos móviles, tablets, portátiles u ordenadores cuándo, dónde y cómo queramos. Este tipo de enseñanzas eliminan las barreras espaciales y temporales poniendo en manos de los empleados cualquier contenido en tiempo real.

Los escenarios que recrean permiten además la interacción total de todos sus asistentes, quienes pueden preguntar, debatir y conectarse con el resto de los miembros, compartiendo aprendizaje, experiencias y fortaleciendo el trabajo en equipo.

  • Alto nivel de personalización

Con el objetivo de dar respuestas a necesidades concretas, estas plataformas virtuales permiten personalizar al máximo las formaciones, ya que dan la posibilidad a las empresas de instalar plugins específicos y diseñar cada uno de los elementos que forman el Aula virtual.

De hecho, no sólo es posible adaptar las materias o las funcionalidades, sino la apariencia. Esta es una de las ventajas más llamativas, ya que es posible crear ambientes inmersivos al cien por cien gracias al uso de avatares en 3D. Cada uno de ellos imitan con realismo a cada uno de los participantes, quienes podrán además comunicarse en tiempo real mediante aplicaciones de voz sobre IP.

  • Facilidad de uso

Una de las características que definen a las Aulas virtuales es que su utilización es sumamente sencilla. A través de interfaces intuitivos que permiten acceder de un modo rápido no solo a la plataforma de formación online, sino a cada uno de los materiales que se vayan compartiendo en todo tipo de formatos.

En una sociedad digitalizada en la que todos disponemos de una amplia variedad de dispositivos con conexión a la red (o WiFi) y estamos más que habituados a las aplicaciones tecnológicas, el acceso a estas enseñanzas virtuales no supone ningún problema para cualquier participante con conocimientos a nivel usuario.

  • Mayores recursos

Sus funcionalidades han evolucionado hasta convertirse en plataformas que incluyen todos los recursos necesarios para una clase virtual de 360º. Así, no sólo permiten comunicación con imágenes, sino que se han añadido sonido y audio bidireccional con múltiples opciones, gracias a lo cual los empleados pueden tener acceso a cualquier material desde su dispositivo e interactuar en tiempo real con otros estudiantes o con la plataforma en sí.

Una vez finalizada la formación virtual, las empresas pueden llevar a cabo actividades dentro de la plataforma virtual, donde las métricas proporcionadas le darán una serie de datos al profesor para generar más adelante informes o estadísticas del evento, y de los conocimientos adquiridos por sus alumnos/trabajadores.

La participación en chat (tanto individuales como chat general) y foros son otras de las funciones que se pueden realizar en las Aulas virtuales, opciones que se perfilan como herramientas clave para fomentar la participación y facilitar un aprendizaje más completo.

4 razones para utilizar mundos virtuales 3D en la formación

Las acciones de formación enriquecidas con experiencias digitales ya son una realidad dentro de muchas empresas. Son muchas las razones que llevan a los responsables de los departamentos de RRHH a optar por estas alternativas. Entre las más importantes, podemos destacar las siguientes:

1. Los entornos virtuales 3D están diseñados para proporcionar experiencias digitales de aprendizaje colaborativo.

Por ello, su aplicación en las actividades de formación empresarial es esencial. Las posibilidades que el mundo virtual se abren son muy amplias, y todas ellas aseguran a los que participan una vivencia totalmente diferente a lo que se conseguía con los aprendizajes tradicionales.

En este sentido, el avance de la tecnología ha aportado elementos muy innovadores que los enriquecen al máximo y les dotan de un valor añadido muy importante. Una de las innovaciones que más éxito está teniendo dentro de las Aulas virtuales es la utilización de avatares interactivos en 3D, una propuesta de Virtway Events que permite crear entornos muy reales e inmersivos dentro de mundo virtuales. Cada avatar se puede personalizar con múltiples opciones y permite sentir la sensación de estar presente sin estarlo realmente.

2. Los mundos virtuales en 3D son espacios colaborativos que se adaptan perfectamente a las actividades que caracterizan el aprendizaje informal.

Los participantes tienen la oportunidad de observar y participar diferentes actividades de formación dónde pueden aplicar la máxima de “aprender haciendo” (learn by doing).

3. Las aulas virtuales favorecen además el aprendizaje auténtico (Authentic Learning), representado por aquellas técnicas de formación centradas en crear una conexión de lo que se enseña con situaciones del mundo real.

Así, los mundos virtuales de diseñan para crear entornos simulados donde discutir y asimilar conceptos y realidades que se producen día a día en la jornada laboral.

4. Las nuevas plataformas virtuales de formación de empresas no solo permiten desarrollar competencias específicas de cada tema que tratan, sino que además estimulan otra serie de competencias transversales tan esenciales como el trabajo en equipo y la comunicación.

El uso de las aulas virtuales para formar a los empleados es, sin duda, una garantía de éxito, tanto a nivel de infraestructura -ya que permiten ofrecer formaciones flexibles sin importar el lugar ni los horarios- como de cara a los trabajadores, ya que les ofrecen alternativas para mejorar sus habilidades en entornos inmersivos y fuera de lo común.

Recommended Posts