7 reasons to invest in Virtual Events in 2020

invest in virtual events 2020

Si cerramos los ojos e intentamos recrear las situaciones que marcan el panorama actual de las comunicaciones personales, es decir, el modo en la que interactuamos los unos con los otros, seguro que lo primero que viene a nuestra mente es un móvil.

Y si queremos ir más allá y continuamos tirando de nuestra imaginación, lo más probable es que lo segundo que acuda a nuestra mente sean imágenes con una tablet, un ordenador de sobremesa o un portátil.

Y es que la tecnología marca desde hace el años el rumbo de nuestras acciones, y la utilizamos no solo como una vía de comunicación, sino para realizar compras, buscar cualquier tipo de información o como modo de entretenimiento y escape.

El trabajo no escapa a esta premisa. Cada vez en mayor medida, aprovechamos los avances tecnológicos para llevar a cabo más eficazmente todas las tareas que nos exige nuestro empleo.

Además, los datos son cada vez más asequibles en cualquier momento y lugar, y cuanto mayores sean las posibilidades de acceder a ellos en tiempo real, antes llegará un futuro dominado por la participación remota.

Las empresas lo saben, y por ello llevan años adaptándose a este panorama digital. El objetivo es claro: no quedarse atrás en la carrera tecnológica y poder ofrecer servicios de valor que les permitan destacar de la competencia.

Para ello, continuamente buscan innovadoras estrategias a la hora de poner en marcha diferentes acciones. La organización de eventos es uno de los sectores que más rápido está evolucionando en este sentido, y la tendencia marca con evidencia cómo las compañías están apostando por los eventos virtuales frente a los tradicionales.

 

Este es un camino que se empezó a recorrer hace ya algún tiempo, pero su crecimiento ha sido exponencial durante los últimos años. Y la apuesta por los eventos online no acaba aquí, sino que acaba de empezar. 

Eventos corporativos en 2020: por qué serán virtuales

  1. La transmisión en vivo es una tendencia al alta
    Según las conclusiones de un recientes estudio llevado a cabo para conocer el comportamiento de los usuarios de redes sociales, los consumidores habituales de Facebook comentan e interactúan 10 veces más en vídeos trasmitidos en vivo. De hecho, el 80% afirma que prefieren una transmisión online en tiempo real que el blog de una empresa o las publicaciones tradicionales en redes sociales.

    Estos datos ponen de manifiesto que los eventos online en vivo marcarán buena parte de las tendencias en la celebración de seminarios web, ferias virtuales o cualquier tipo de acción corporativa durante 2020.

  2. Gran reducción de costes
    El Banco de España asegura que la economía mundial afronta el año 2019 en una “clara fase de desaceleración”. A nivel empresarial, también existen una serie de datos que las compañías no deberían pasar por alto si desean mantener la evolución de sus negocios y comenzar a prepararse ante una posible recesión.

    Por ello, cada vez son más numerosas las organizaciones que se preguntan cómo ahorrar dinero con los eventos virtuales. Y es que una de las ventajas que aportan los encuentros corporativos es la gran reducción de costes que representan en comparación con los eventos físicos, ya que se eliminan los gastos de contratación de espacios, de desplazamiento y de viajes, así como todos los relacionados con la estancias de los asistentes.

     

  3. Mayor audiencia y visibilidad
    Las barreras geográficas y horarias suponen una importante limitación a la hora de organizar un evento. Sin embargo, los espacios virtuales facilitan que los asistentes pueden acceder a ellos de forma remota desde cualquier ordenador o dispositivo móvil con conexión a Internet.

    Paralelamente, también hacen posible que aumente la visibilidad: a la hora de poner en marcha la promoción del evento, el entorno digital permite llegar a un mayor número de usuarios con una inversión mucho más baja.

     

  4. Seguimiento integral de los asistentes
    Cualquier tipo de evento online permite obtener resultados medibles. El acceso en tiempo real a todos los datos referentes a los participantes proporciona a las empresas una información eficaz sobre el retorno del ROI, lo que les permitirá estudiar y mejorar la calidad de presentes y futuros eventos.

    Además, los eventos virtuales son grandes aliados para los event planners, ya que estos profesionales pueden realizar encuestas a los participantes y capturar información detallada, con el objetivo de recopilar datos de gran valor de los asistentes para planificar una estrategia de seguimiento personalizada.

     

  5. Los asistentes exigen eventos personalizados
    Para involucrar realmente al público en una panorama digital tan competitivo, es necesario que las empresas ofrezcan experiencias de valor, orientadas a cada uno de los participantes. Atrás han quedado los eventos diseñados para un único perfil de usuario.

    Actualmente, las compañías se esfuerzan cada vez más en brindar acciones personalizadas basadas en contenidos bajo demanda y en espacios que permitan una interacción de los asistentes. Gracias a las salas inmersivas y los chats interactivos, los participantes podrán mantener conversaciones en tiempo real y la empresa podrá proporcionar detalles sobre sus productos, responder preguntas e intercambiar comentarios.

     

  6. Experiencias inmersivas e inolvidables
    El principal reto de cualquier encuentro corporativo es conseguir una total atracción sobre el asistente, y los eventos online se han diseñado por y para la innovación. Pero para que estas experiencias sean realmente inmersivas, los mundo virtuales han aportado un elemento esencial a las técnicas de entretenimiento educativo empresarial: los avatares en 3D.

    Son una forma única de dar vida cualquier evento de formación creativo, ya que son imágenes gráficas que representa a una persona en un mundo virtual. Las posibilidades de interacción de un avatar virtual son infinitas, y de hecho pueden mantener conversaciones y hablar mediante voz sobre IP de forma natural, intercambian cualquier tipo de información e incluso expresar sus emociones a través de animaciones, como aplausos o saludos.

     

  7. Múltiples escenarios de aplicación
    Cada vez son más las compañías que apuestan por los eventos de Realidad Virtual, y cuanto más popular se vuelve el uso de esta tecnología, más creativas son sus aplicaciones. Por ello, existen multitud de experiencias inmersivas diseñadas para entornos corporativos.

    Las fórmulas para conseguirlo pasan por facilitar aplicaciones de tecnología VoIP, vídeo y chat, gracias a las cuales es posible que los participantes planteen sus dudas y que estas sean resueltas en tiempo real. Por ello, este tipo de eventos es la mejor alternativa para llevar a cabo conferencias online, aulas virtuales de negocios, actividades de team building, reuniones con equipos remotos o cualquier tipo de acción corporativa.

La integración del mundo virtual con los eventos corporativos es una garantía de éxito, no solo a nivel de infraestructura y de ahorro de costes, sino porque es capaz de ofrecer alternativas innovadoras en entornos inmersivos. Esta combinación logra que las empresas recreen experiencias fuera de lo común, algo que les permitirá destacar en gran medida de la competencia y hacerse un hueco en un mercado cada vez más cambiante.